Ciudad de Bambú en el Aeropuerto Pearson de Toronto

"En el futuro, vamos a estar sembrando las ciudades. 

Está surgiendo un nuevo mundo. Sea Parte del Mismo."

Desde la aparición de súper-materiales sostenibles como el bambú, con el auge de las empresas que operan en una escala multinacional HSBC-se esfuerza por esclarecer todas las tendencias, las ideas y perspectivas de futuro.

HSBC, una de las mayores organizaciones de servicios bancarios y financieros del mundo ha creado junto a JWT Canadá la campaña "En el futuro" campaña que habla de la naturaleza rápidamente cambiante de la economía y ayuda a identificar las tendencias emergentes.

Si usted está en el Aeropuerto Internacional Toronto Pearson antes de finales de marzo, es posible que note una nueva ciudad en el nivel de salidas de la Terminal "Bamboo City", una exposición que promueve el bambú para sustituir el acero en los edificios.

Parte de la campaña publicitaria de la entidad denominada "En el futuro", la instalación consiste en una ciudad 3D de 117 edificios construidos del super-fuerte bambú. Se utilizaron 1.264 tallos del bambú, tomó 3.600 horas para construir y se sostiene sobre una caja de acrílico detrás del lema: "En el futuro, vamos a estar sembrando las ciudades."

Hábilmente colgando por encima de la ciudad está un espejo que refleja la instalación más adelante. El espejo tiene su propio lema: "En el futuro, vamos a crecer una nueva economía mundial" Desde arriba, "Bamboo City" es en realidad un globo, insinuando que el uso del bambú va a cambiar el mundo.

Mira el video promocional y el video de instalación detrás de las escenas a continuación:
video
HSBC apoya las ideas innovadoras como construir las ciudades del futuro. Hay un nuevo mundo emergente.

Cindy Wong , director de marketing de HSBC dijo que HSBC comenzó con el Aeropuerto Pearson de Toronto, debido al número de viajeros nacionales e internacionales.  HSBC en Canadá continuará construyendo historias alrededor de las tendencias de futuro, dijo, y se verá en la creación de otras instalaciones para aeropuertos adicionales.

Fuente: www.hsbc.ca

El bambú como sistema agroforestal: una alternativa de desarrollo mediante el pago por servicios ambientales en la sierra nororiental del estado de puebla.

Un estudio en la Sierra Nororiental de Puebla. México, arrojo los siguientes resultados:

El bambú es considerado como un producto forestal no maderable que en los últimos años ha generado ingresos, tanto como materia prima, como también agregándole valor e innovación en los mercados. Además de generar ingreso a las familias rurales, también favorece la sostenibilidad del bosque, la biodiversidad y otras necesidades ambientales. En este sentido, el cultivo del bambú es una nueva alternativa que están adoptando los cafeticultores de la Sierra Nororiental de Puebla como parte de la diversificación de su predio. Se aprecia un notable aumento de personas que están empezando a cultivar esta especie, con la principal finalidad de venderla. Aunado a esto se encuentran otros beneficios difíciles de medir como son la obtención de materia orgánica, sombra y protección al cafetal. Uno de los problemas que afrontan es la falta de asesoría en el manejo del cultivo del bambú. Se recomienda mejorar el programa de capacitación acerca de los aspectos básicos del manejo del bambú y políticas más eficientes de difusión en regiones con potencial para el crecimiento del bambú.
 
Cultivo de bambú Guadua Angustifolia de 1 año en asociación con café en el
cual se puede ver floreando el cultivo de café sin problema alguno mientras el
bambú se adapta y desarrolla. Foto: cafecampoambiente.blogspot.com
La mayoría de los productores está de acuerdo en participar en un programa de pago por servicios ambientales y en lo posible aumentar la superficie cultivada con bambú. Sin embargo, es importante resaltar que no están dispuestos a tener una plantación exclusiva de bambú. Por tal motivo, la propuesta que se hace a los productores es que participen en un programa de PSA* pero bajo la modalidad de sistemas agroforestales. Es claro que para lograr un proyecto de este tipo se requiere de la organización de los productores, sin embargo, la falta de información es un factor limitante. Es necesaria la difusión del sistema PSA a las organizaciones campesinas y sobre todo en las regiones con alta diversidad de flora y fauna. Lo principal es que una organización pueda desarrollar un proyecto o programa de esta naturaleza, especialmente cuando los beneficiarios van a ser las comunidades. Paralelamente se obtienen otros beneficios que generan otras externalidades positivas como el mejoramiento de la salud (al obtener agua de buena calidad y disminuir el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por el agua contaminada), la provisión de un espacio para la recreación, y la generación de aire limpio, entre muchas otras.


*Los pagos por servicios ambientales (PSA) son una clase de instrumentos económicos diseñados para dar incentivos a los usuarios del suelo, de manera que continúen ofreciendo un servicio ambiental (ecológico) que beneficia a la sociedad como un todo. En algunos casos, los pagos buscan que los usuarios del suelo adopten prácticas de uso que garanticen la provisión de un servicio en particular (Ejemp.: plantar árboles con fines de secuestro de carbono)

Estudio realizado por Estudiantes y profesores de la Universidad Autónoma Indígena de México: Nelsson Pérez-García, Manuel Rueda-González, Gustavo Enrique Rojo-Martínez, Rosa Martínez- Ruíz, Benito Ramírez-Valverde, José Pedro Juárez-Sánchez Fuente: Redalyc.org http://ht.ly/tgv53 

Ecomoto: Una moto de bambú que funciona con aire.

Olvidése de otros combustibles, ahora existe una moto que está diseñada para funcionar sólo con aire.
Si el compresor de aire que se utiliza para llenar su tanque funciona con electricidad renovable, prácticamente no tendría huella de carbono.

Darby Bicheno es estudiante de Diseño Industrial en Melbourne, Australia, y es también el creador de este interesante proyecto llamado 'EcoMoto 2013'. Es un concepto gráfico en 3D donde esboza una posible nueva eco-moto ,  compuesta principalmente de bambú y que usaría para propulsarse un motor de aire comprimido. En la práctica, potencialmente, esta podría ser la moto más 'ecológica' del planeta.
 Funciona con aire comprimido en lugar de combustibles fósiles.

Aunque la moto  es sólo un concepto hasta este punto, el motor accionado por aire ya está en uso. engineAIR , una compañía australiana, inventó el motor, y lo ha colocado en  maquinas pequeñas como montacargas.

La mayor parte del cuerpo de la moto está hecha de bambú. Bicheno dice que utiliza el bambú, ya que crece rápidamente, es más sostenible que otras maderas de plantación, y podría reducir las emisiones de carbono mediante la sustitución de plástico. También quería que la moto fuera inmediatamente reconocible como un proyecto de sostenibilidad.
 El bambú es la planta más sostenible del planeta.

Las otras partes de la moto son sostenibles también. "La forma en general, montaje y diseño de la moto se centró en el minimalismo, sin embargo, fuí cuidadoso con todos los elementos para asegurarme de que no había detalles extraños", dice Bicheno. Un buen ejemplo de esto es el marco, hecho de un solo tubo de acero, lo que permite un sencillo montaje y desmontaje, reciclado, y una reducción adicional de tornillos y juntas. La moto también se ilumina con Leds.
Extremademente eficiente y ligera.

El diseño del prototipo utiliza un tanque de buceo regular para el aire comprimido. Bicheno dice que idealmente debería llenarse en una máquina en una tienda de buceo o un hospital, pero cualquier compresor de aire funcionaría - los otros son propensos a ser más ruidosos y menos eficientes. Eventualmente, continua Bicheno, estaciones de servicio regulares fácilmente podrían ser utilizados para proporcionar aire comprimido en lugar de los combustibles fósiles. Sin pruebas, no está claro en qué medida podría ir en un tanque de aire, a pesar de que probablemente funcionará bien para diligencias cortas en la ciudad.



Bicheno imagina la moto utilizada para ir al trabajo, así, ayuda a ahorrar tiempo en el tráfico y reducir la contaminación. Incluso en las ciudades que ya cuentan con una gran cantidad de transporte de dos ruedas, algo como esto podría hacer una gran diferencia - ¿qué significaría para las ciudades como Vietnam, donde 37 millones de motocicletas en la actualidad funcionan con gas de baja calidad, por lo que es uno de los mayoría de los lugares contaminados del mundo?

fastcoexist.com

Taller de Construcción con Bambú Guadua (Enero 2014)



En este taller Aprenderás sobre especies,  clasificación del bambú, técnicas de corte, conexiones, tratamiento y criterios básicos para el diseño y construcción con bambú.
Objetivos: generar en el participante los conocimientos y técnicas necesarios para la elaboración de estructuras de bambú guadua combinada con otros materiales de la construcción a través de sesiones teóricas y prácticas, dirigidas por especialistas.

Fecha: 09,10 y 11 de Enero de 2014
Lugar : EcoAldea, Colinas de Sartenejas (Tecnopolis-USB, entrando por el IDEA) Caracas
Inversión: 2.500,oo Bs. 
Estudiantes: 1.000,00 Bs
Incluye: Certificado, refrigerios y material de apoyo. 
+Info: glibretti@usb.ve.com 

Depósito Bancario en el Banco Provincial en la cuenta corriente 01082462120100058781 a nombre de Bambú-Venezuela, C.A.

Para confirmar inscripción: Enviar datos y número de depósito a bambucursos@bambu-venezuela.com 

Bicicletas de bambú, liderazgo femenino y negocios locales contra el cambio climático

                                Foto: Cortesía de bbc.co.uk

Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, manifestó en el plenario de la cumbre del clima su preocupación por la “insuficiente” acción internacional en la lucha contra el calentamiento climático. Hoy se ha dejado ver subido a una bicicleta de bambú llegada desde Ghana, junto a Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la COP19. 
                               Foto: Cortesía de Huffingtonpost.com

Este es uno de los múltiples proyectos de acción contra el cambio climático liderados por mujeres que se han presentado esta semana.
Ban Ki-moon y Christiana Figueres montando en bicicletas hechas de bambú en la sede de la COP19.

Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) las mujeres representan el 70% de las personas pobres en el mundo. Debido a esta situación socioeconómica, son en la mayoría de los casos las más vulnerables al cambio climático.

En la cumbre del clima de Varsovia se han dado a conocer varios proyectos liderados por mujeres que luchan contra la situación de desigualdad y pobreza, y por la mitigación de emisiones.

La iniciativa bicicletas de bambú de Ghana pretende hacer frente al cambio climático, la pobreza, la migración del entorno rural al urbano y el desempleo juvenil en ese país.

“Coged vuestra inspiración, tomad velocidad y escalad hasta conseguirlo”, declaraba Christiana Figueres, secretaria ejecutiva de la COP19, al referirse a este proyecto.
                                                       Foto: Cortesía de Huffingtonpost.com

Esta actividad ha supuesto la creación de puestos de trabajo en varias comunidades rurales de Ghana. Han conseguido que se transfiera dicha tecnología y sus responsables dialogan en la actualidad con inversores y entidades financieras potenciales para ampliar el proyecto.

Otros de los trabajos presentados son el proyecto BOMA de Kenia y mujeres agricultoras en Itzapa, Guatemala.

Ellas son las líderes

El primero está enfocado en ayudar a las mujeres vulnerables de las tierras áridas a adaptarse al cambio climático, ayudándolas a iniciar pequeñas empresas en sus pueblos, para que puedan desarrollar una vida diversificada. Dentro de este, el Proyecto de Acceso al Emprendedor Rural apunta a las mujeres más pobres y vulnerables de cada comunidad, la mayoría de las cuales viven con menos de 1,25 dólares al día.

Por último, en Guatemala existe un programa para mujeres agrícolas en el municipio de San Andrés Itzapa, que lleva 14 años promoviendo la plantación de árboles para capturar CO2 y desarrollar técnicas agrícolas. La iniciativa también construye estufas de ladrillo eficientes que reducen el impacto negativo en la salud de la inhalación de humo, así como la necesidad de talar árboles para combustible.

“Nosotros les proporcionamos los recursos, pero ellas se convierten en líderes de la iniciativa desde el primer momento. Estos proyectos demuestran lo que las mujeres pueden hacer en comunidad cuando tienen oportunidades”; explicaba la responsable del proyecto BOMA.


Artículo original de Eva Rodríguez

Fuente: agenciasinc.es

¿Cómo limpiar muebles de bambú?

Cómo limpiar muebles de bambú: 
Mezclar agua con sal morena y aplicar con un cepillo sobre el mueble.

Utensilios:
Agua
Sal morena
Cepillo

Cómo limpiar objetos de bambú: Mezclar agua caliente, 1 cucharada de lejía y 3 o 4 gotas de amoniaco. Aplicar con un paño en el objeto. Otro truco es frotar la pieza con medio limón.

Utensilios:
Agua caliente
1 cucharada de lejía
3 o 4 gotas de amoniaco
Paño
Limón


Tanto a muebles como objetos de bambú, cuando están secos, aplicar aceite de linaza para darles brillo y protegerlos.

Utensilios: Aceite de linaza y trapo.

Si vivimos en zonas muy secas humedecer con una esponja mojada en agua cada 15 días los muebles y objetos de bambú, junquillo o mimbre.


Utensilios: Esponja y agua.

Estudiantes construyen casa de bambú en Guaramirim, Brasil


Estudiantes de la escuela Almirante Tamandaré en Guaramirim, Brasil, aprendieron una lección real en las matemáticas, la ciudadanía y la creatividad. Con la ayuda de los padres y maestros, se construyó una casa de bambú de unos 40 m², que albergará un taller de artes.
Foto: Germano Rorato / Agencia RBS

El espacio se completó en septiembre y se volvió una atracción entre los estudiantes. La profesora responsable del proyecto, Eliana Kozak dijo que la idea de la construcción del sitio se produjo en marzo, durante una clase de las medidas en matemáticas. Trajo de bambú para el salón de clases para hablar de metros cúbicos y un estudiante encontró que el profesor iba a construir una casa con el material. Eliana decidió lanzar un desafío a los estudiantes.

- Al principio era sólo para involucrar a los estudiantes del 6º al 9º grado, pero luego toda la escuela participó - dice Eliana.

El trabajo se llevó a cabo en horario escolar, los sábados y durante las vacaciones de julio. Los estudiantes investigaron el uso del bambú en la construcción y el material recogido en sitios de la ciudad.

El hormigón y las baldosas y parte del bambú fue donado por empresas de la ciudad y el proyecto fue supervisado de cerca por un arquitecto y artesano, que trabajaba voluntariamente. La escuela hizo una rifa para comprar los materiales que faltaban - la inversión fue de aproximadamente $ 2100 - y ahora busca una alianza para pintar y fumigar la casa.



Para Eliana, el proyecto les enseñó que es posible construir preservando el medio ambiente, la reutilización de los recursos de la naturaleza.

- Los estudiantes se sienten responsables de la casa. Todos los que ayudaron a construir están ayudando a cuidar del espacio – dice la maestra.

El estudiante Hugo Schafranski, de 12 años, fue uno de los que participaron en el proyecto. Él dice que, además de aprender  matemáticas, en la práctica, la experiencia sobrepasó los límites de la escuela involucrando también a  la comunidad.